¿Funcionan las dietas ‘detox’ y los batidos verdes?

Compartir:

Ahora que las fechas de fiestas y vacaciones de fin de año llegaron a su fin, volvemos a retomar nuestras rutinas diarias de trabajo y/o estudio. Luego de los excesos, se considera prudente darle descanso a nuestro organismo, que bastante tuvo que trabajar en diciembre y principios de enero.

Una de las preguntas más frecuentes que le hacen al nutricionista es si existe algún tipo de dieta o poción mágica que permita la rápida ‘depuración’ de toxinas. Una locura, si se analiza el fuerte trabajo que realizan distintos órganos del cuerpo.

Y lo digo porque, precisamente, entre hígado y riñones, se reparten la ardua tarea que algunos parecen atribuirles a ciertas mezclas misteriosas de alimentos. Mezclas cuyo efectos no han sido comprobados y que son delegadas, entonces, al plano de los placebos.

Me di a la tarea de ir un poco más allá y revisar qué tanta incidencia tiene en internet la búsqueda de este tipo de dietas. Google tiene una maravillosa herramienta que permite darse una idea sobre cómo se mueven determinadas tendencias en el mundo. Echemos un vistazo a la siguiente búsqueda:

Buscando por ‘dietas detox’ encontré una amplia popularidad del término en todo el mundo. Y eso no es todo, hay variantes de la frase que indican mucha intriga en los internautas. Ante un alto interés en realizar un régimen como estos, contaré porqué no hay evidencia que avale el uso de batidos y/o dietas detox.

¿Qué es una dieta detox?

Se trata del patrón alimentario guiado a la supuesta “desintoxicación” del organismo por medio de una estricta dieta alta en frutas y verduras precedida de un ayuno y mediante la inclusión opcional de suplementos dietarios, té y lavados intestinales.

¿Me podría sentir mejor siguiendo una dieta detox?

La respuesta es que posiblemente sí sea así, pero no por la dieta como tal, sino porque este régimen alimentario restringe el consumo de procesados y azúcares en general, tal y como lo describe Katherine Zeratsky, dietista de la prestigiosa Clínica Mayo. Al respecto, asegura que unos días bajo esta dieta, podría generar un bienestar general en la persona que la lleva a cabo.

¿Existen riesgos asociados a esta dieta?

De igual manera, la respuesta es sí. ¿Por qué? Ninguna dieta estricta, con restricción de nutrientes, es buena para la salud, así sea una solución a corto plazo. Deficiencias proteicas y de micronutrientes debido a los ayunos prolongados que generan debilidad general, son algunos ejemplos inmediatos. Incluso, la deshidratación y los lavados intestinales también son contraproducentes y pueden generar calambres, distención, náuseas y vómitos; añade Zeratsky.

El cansancio es sólo una de las tantas manifestaciones del prolongado uso de dietas restrictivas

¿Pero los batidos verdes sí son buenos, verdad?

Otra pregunta común que le hacen al nutricionista y ante esto, debo decir que algunos colegas ven con buenos ojos estos jugos, pero no es mi caso. Se ha hecho popular el consumo exclusivo, por 10 días, de mezclas vegetales de hojas verdes con frutas y agua. Esos vegetales incluyen espinacas, coles, acelgas, remolachas y perejil; que son, en su mayoría, altos en oxalatos.

El exceso de oxalatos provenientes de jugos verdes provoca la unión de esta molécula al calcio, formando cristales insolubles de oxalato de calcio que se excretan por vía renal. Este efecto podría producir manifestaciones renales negativas: nefrolitiasis, nefrocalcinosis y nefropatía; que podría contribuir a una enfermedad renal crónica. Por eso, estos batidos son todo un placebo multicolor.

La espinaca es común dentro de los batidos verdes que se promocionan en muchas partes

Entonces, ¿hay alguna forma de mejorar mi bienestar general?

La mejor dieta, para mí, es esa que involucra todos los grupos de alimentos, en las cantidades justas, pero privilegiando el consumo de frutas y verduras. Eso sí, limitando al máximo los ultra-procesados (alimentos altos en azúcares, sodio y grasas saturadas) y el alcohol, pero consumiendo abundante agua y realizando actividad física constante.

Hay cientos de autores alrededor del mundo que se han llenado los bolsillos escribiendo libros sobre dietas y batidos milagrosos, sin una evidencia científica robusta, acudiendo a la ingenuidad del lector y aprovechándose de sus ilusiones. Ningún alimento, por sí solo, es milagroso. Los batidos remueven fibra, oxidan nutrientes y concentran azúcares.

Como siempre, pregúntele a su nutricionista dietista por un plan nutricional ajustado a sus necesidades particulares. Permita que lo asesoren y siempre crea en el profesional que lo atiende, no en charlatanes.

Compartir:

Comentar con Facebook

Comentarios

Juan Camilo Mesa

Nutricionista Dietista y Microbiólogo de la PUJ. Junté grandes profesionales para hacer de este Portal, el medio más representativo del país en cuanto a educación en ciencia se refiere.