¡La regla de los 5 segundos ya fue puesta a prueba por la ciencia!

Compartir:

Suena a broma ver que alguien recoge del suelo un alimento que se le acaba de caer para posteriormente consumirlo, refiriendo que existe una ley universal que le permite hacerlo si este no dura más de 5 segundos en el piso. Sin embargo, lo que es una costumbre para personas de este lado del mundo, tiene a los científicos indagando acerca de qué tan contaminado puede estar un alimento que estuvo en contacto con el suelo.

Todos sabemos que el suelo no es estéril y que cualquier cosa pudo haber pasado por él, pero la mayoría no reconoce que el verdadero problema de recoger algo del suelo y consumirlo inmediatamente es el hecho de llevarse a la boca millones de seres microscópicos que en una alta concentración podrían generar enfermedad en la persona que no tuvo reparo en alzar el comestible y consumirlo.

PUBLICIDAD

Pues bien, son millones de microorganismos entre bacterias, hongos filamentosos, levaduras, virus y parásitos; los que habitan la mayoría de superficies con las que entramos en contacto a diario. Sin embargo, no todos estos seres minúsculos con los que convivimos generan enfermedad, pero hay algunos que sí y que probablemente deberíamos considerar a la hora de recoger alimentos en contacto con el suelo.

El Profesor de Microbiología Aplicada, Anthony Hilton, de la Universidad de Aston, ha investigado y puesto a prueba este mito. Encontró en un estudio que condujo, que, si bien “consumir alimentos que han estado por unos momentos en el suelo nunca podrá ser un riesgo menor”, el peligro se ve determinado por distintos factores:

Nuestro estudio ha demostrado que la naturaleza de la superficie del suelo, el tipo de alimento que cae al piso y el tiempo que dure en este, puede tener un impacto en el número de bacterias que puedan transmitirse al comestible

 

En este video, el profesor explica con mayor detenimiento sus hallazgos, entre los que se encuentran que al dejar una tostada seca en una superficie con diez millones de bacterias, esta recogió, en tres segundos, entre 25 y 30 bacterias. Después de 30 segundos en contacto con la superficie con bacterias, no recogió más microorganismos. También realizó el mismo experimento con pasta húmeda, encontrando que esta es capaz de retener diez veces más bacterias debido a su naturaleza pegajosa.

PUBLICIDAD

Esto demuestra que el adagio popular en discusión es realmente cierto, pero que depende de muchos factores anteriormente mencionados. En términos generales, hay que tener en cuenta que los alimentos de naturaleza húmeda podrán retener mayor cantidad de bacterias y que el tiempo realmente influye en una posible Enfermedad Transmitida por Alimentos (ETA), así como las comunidades de bacterias presentes en la superficie en cuestión (si producen o no enfermedad).

Ahora, sabiendo esto: ¿te atreves a recoger el alimento que se te cae al suelo?

Compartir:

Comentar con Facebook

Comentarios

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Juan Camilo Mesa

Soy Microbiólogo Industrial de la U. Javeriana y estudiante de Nutrición y Dietética. Aquí me leen en tres categorías: Microbiología, Nutrición y Opinión. Creo ciegamente en que la educación es el camino hacia un mejor país, por eso creé este espacio, que espero sea del agrado de ustedes los lectores.

Síganme en: Twitter y LinkedIn.