De prótesis a dispositivos biónicos ¿Cuál es el siguiente paso?

Uno de los grandes retos de la ingeniería a la hora de realizar prótesis de extremidades es simular el movimiento humano, es decir crear dispositivos que permitan asemejar la función de articulaciones, músculos y tendones principalmente. Sin embargo, los nuevos avances en dispositivos biónicos permiten simular el comportamiento, forma y funcionamiento de los organismos vivos integrando sistemas biológicos y electrónicos. Pero ¿Cuál es la diferencia entre una prótesis de pierna y una pierna biónica?

Una prótesis de pierna da soporte y dependiendo del lugar de la amputación permitirá ciertos movimientos en las articulaciones. Pero las prótesis bioinspiradas son completamente innovadoras. Se trata de desarrollar piernas, rodillas y tobillos conectados a los nervios a través de sensores. Estos transmiten las órdenes del movimiento exacto que el cerebro quiere realizar con la pierna ausente. Adicionalmente, la utilización de elementos electrónicos y los correctos mecanismos de control permiten que la prótesis no funcione como un elemento que está completamente programado si no que se adapta a las situaciones del exterior teniendo en cuenta la posición de la articulación y las fuerzas aplicadas a este (TARDÓN, 2017). En su diseño también se tuvo en cuenta el diseño del pie, el cual no es un simple apoyo, por el contrario, es un elemento activo de la marcha que aporta para el movimiento de avance del otro pie (Jurvetson, 2017).

El instituto de biomecatrónica en el Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT) es el lugar donde se desarrollan estas innovadoras prótesis. Pero todo nace del líder del grupo Hugh Herr a quien le amputaron sus dos piernas por debajo de la rodilla después de ser alcanzado por una tormenta de nieve mientras escalaba. Y lo que parece más increíble aun, es que este ambicioso ingeniero y biofísico, de la mano de su grupo de investigación, están estudiando cómo establecer una conexión entre terminales de células nerviosas, el cerebro y sus dispositivos de modo bidireccional. En otras palabras, las sensaciones serán transmitidas desde los miembros y enviadas al cerebro, y de igual forma el cerebro podrá enviar funciones directas a los miembros (Jurvetson, 2017).

A partir de estos avances tecnológicos en el campo científico nos damos cuenta que la tecnología no pondrá ningún límite cando se trata de simular la fisiología del ser humano. Estos grandes avances nos permiten que una persona con alguna discapacidad, no sufra más por ser llamada “discapacitado”, por el contrario, pueda retomar sus actividades normales sin ningún impedimento. Pero, ¿Qué porcentaje de nuestra fisiología puede llegar a ser simulado por un dispositivo biónico?

 

Fuentes consultadas:

  • Jurvetson, S. (2017). El cerebro de las piernas biónicas. ELMUNDO. Retrieved 15 February 2017, from http://www.elmundo.es/salud/2016/06/01/574ea9b422601d3a218b4612.html.
  • TARDÓN, L. (2017). El diseñador biónico Hugh Herr, Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica. ELMUNDO. Retrieved 15 February 2017, from http://www.elmundo.es/salud/2016/06/01/574e9f51e5fdea08218b4645.html.

Comentar con Facebook

Comentarios